Dra. Esther Portillo Luna
Muchos eventos nos han ocupado estas últimas dos semanas de cierre semestral
y el día de hoy tenemos reunido nuevamente a todo el bachillerato, nuestra
población más joven.
Docentes y alumnos convergen en su actividad de cierre. Iniciamos formales, con
muchas expectativas, llenos de dudas. Se da la bienvenida a todos a cargo de la
Lic. Zabdy Guarneros (nuestra docente de desarrollo personal y responsable de la
conducción de este evento). Minutos después se concede la palabra al Ing. José
Miguel Montalvo, el profe Monty como de cariño le llaman sus estudiantes.
Monty da instrucciones sobre la mecánica de la actividad y pregunta… ¿alguna
duda jóvenes?… No se escucha nada, solo su potente voz que exclama ¡que
comiencen los juegos! Algunas risas de fondo alimentan el espacio.
La mesa de jurados resguarda al Lic. Esban, a la maestra Juanita, a la teacher y a
Monty. Inicia esto y pasan al frente los primeros dos equipos. Se activa la ruleta y
empiezan las preguntas: Taller de lectura, Biología, Química, Introducción a las
Ciencias Sociales, Inglés, pero no podían faltar Matemáticas e Introducción al

Derecho Laboral que ponen en jaque a los equipos. Aciertos y desaciertos y van
surgiendo los primeros puntajes en nuestro Concurso de Conocimientos de
Bachillerato.
Se retan 10 equipos integrados por alumnos de primero, tercero y quinto
semestre. Y aun cuando inició sin fuerza, unos minutos más tarde ya todos dan
batalla. Voces de alumnos que casi no habíamos escuchado sorprenden
aportando respuestas certeras, los aplausos se dejan sentir. En la competencia se
muestran firmes los líderes y muy pronto quedan 4 equipos semifinalistas, pero
sabiendo que sólo uno será el ganador.
Ríen tal vez de nervios, pero también de alegría, brincan con cada acierto,
empiezan a escucharse los gritos de apoyo, la competencia está reñida, el
marcador empatado, los rostros iluminados de saber que todos pueden ganar,
nadie se vence… de pronto un error y el marcador se inclina hacia un solo
equipo… es inminente su triunfo.
Increíble, se vive una fiesta de conocimiento; ríen y se emocionan, hay un poco de
confusión, ¿quién ganará? Y un pequeño desacierto cambió todo, ya se define el
ganador… el equipo de Génesis, Sofía, Nazhley Guadalupe, Marisol y Julián Jahir;
se abrazan y los abrazan, gritan y piden la foto del recuerdo.
Es nuestra última actividad del 2018 y esta escena quedará grabada en la historia
de la UMAD y nuestros corazones. En nuestros jóvenes toma sentido el esfuerzo
diario y convicción de nuestra labor educativa, en ellos se hace evidente el amor
de Dios que nos reta a mantener viva nuestra fe esperanzadora y todo nos alienta
a esperar y luchar por un mejor 2019.
Educar no es solo una tarea de intelecto, sino de formación moral y de
fortalecimiento de identidad y carácter de los individuos, el Metodismo continúa
vigente.
Entonces nada más vivo, actual y oportuno que el pensamiento de Lutero:
“… haz estudiar a tu hijo con toda confianza. Al fin será un hecho que tu hijo y el
mío, es decir, hijos de la gente del pueblo, han de gobernar el mundo, tanto en el
ámbito espiritual como en el secular. Porque los ricos avaros no quieren ni pueden
hacerlo”.

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!