Con una filosofía metodista UMAD fuente del fortalecimiento de valores cristianos y prácticas
sociales que tiene como misión el mejorar la calidad de vida de la sociedad, coincidimos con la
capacidad de promover, crear e innovar de nuestros alumnos que ha hecho posible la creación de
grandes proyectos que han cambiado la vida de todos los involucrados, porque inevitablemente el
ser feliz y hacer felices a otros, es algo que alcanzas cuando estás bien contigo mismo y has
alcanzado tus metas.
Claro ejemplo fue la entrega de la vivienda alternativa a la familia Ortiz García de la colonia
Catarino Torres Pereda en Tuxtepec, Oaxaca. Personas de bajos recursos con el anhelo de tener
una vivienda digna para sus hijos pero con carencias económicas.
Nuestra misión fue ayudarlos a construir y enseñar los procesos que se debían realizar para que
con el tiempo pudieran ser autosuficientes, terminar su vivienda y ahora si tener un espacio
seguro y en buenas condiciones para su familia.
La entrega de la vivienda fue emotiva y reconfortante, sabíamos que formábamos parte de un
sueño que durante mucho tiempo esperaba hacerse realidad, el esfuerzo los alumnos veía los
frutos de horas de trabajo para poder hacer feliz a una familia que ahora había cambiado su vida.
UMAD siempre ha formado parte de actividades de cambio, de acciones que transformen la vida
de otras personas y de otros seres vivos como las mascotas y recientemente se pudo apreciar en la
actividad denominada “Pequeño Amor, Gran Responsabilidad” que a través de conferencias y
convivencia tuvo la finalidad de dar a conocer el cuidado y la importancia de la adopción canina.
Se habló de estos bellos animales y de cómo las personas podemos ayudarlos, muchos esperan
ansiosamente un hogar cálido lleno de afecto y cuidados pero ese momento por desgracia
raramente llega, es triste verlos en protectoras de animales o perreras sin que nadie se interese
por ellos, además fomentar la adopción sobre la compra es maravilloso por muchas razones ya
que ayudaras a cambiar las condiciones en las que viven, al control de sobrepoblación en las calles,
y tendrás un nuevo miembro en la familia que te darán felicidad, cariño, fidelidad y tanto amor
que te llegará al alma.
“La felicidad no es algo confeccionado. Viene de tus propias acciones”. Dalai Lama